EuroHPC, una nueva empresa fundada por la Comisión Europea, servirá para ponerse al día en un campo en el que China y Estados Unidos son las 2 potencias mundiales por excelencia. Los miembros de la Unión invertirán hasta en 1.000 millones de euros en tecnología de superordenadores de aquí a 2020.

Según se puede leer en el portal Elotrolado.net, la localización de estas nuevas máquinas podría situarse en Luxemburgo, lugar en el que ya se encuentra el principal centro de datos de todo el territorio de la Unión.

Andrus Ansip vicepresidente de la Comisión Europea y máximo exponente del Mercado Único Digital, ha mostrado su apuesta por un mercado que no dejará de crecer en los próximos años. Según ha querido dejar claro, en los próximos años la Unión estará preparada para perfilarse como uno de los países más destacados en la supercomputación.