El próximo día 25 de febrero Samsung dará a conocer, durante el MWC de Barcelona, todos los datos oficiales del que será su próximo buque insignia, el Galaxy S9 y S9+. Una de sus principales incógnitas, por supuesto, está relacionada con el precio, una variante que ha cobrado especial protagonismo en los últimos años entre la gama alta.

Siguiendo la información que Evan Blass‏, uno de los mayores analistas de la industria móvil, el precio del modelo que está especialmente pensado para destronar al iPhone X podría partir de los 841 euros. Del mismo modo, la versión Plus rozaría los 1.000 euros, situándose en los 997 euros.

De confirmarse estos datos, la compañía surcoreana habría puesto freno a la escalada de precios, fijando al Galaxy S9 un pequeño escalón por debajo del Note 8, el cual todavía seguiría ostentando el primer puesto de su gama.