No corren buenos tiempos para Facebook, desde el escándalo de Cambridge Analytica está en el punto de mira. En esta ocasión la red social se tendrá que enfrentar a una demanda colectiva en relación con las etiquetas de fotografías basadas en el reconocimiento facial, según elEconomista.

La demanda no es nueva, fue presentada en 2015 por violar las leyes de privacidad, pero no ha sido hasta ahora que el juez federal James Donato ha decidido que siga su curso, de hecho, ha sido admitida. Por otra parte, desde Facebook han comunicado que están revisando la decisión del juez, piensan que la demanda no tiene el peso suficiente.