La privacidad es uno de los requisitos que más ha endurecido Google en los últimos meses. Si hace apenas unos días hemos conocido que el gigante de Mountain View ha eliminado un total de 85 aplicaciones por vulnerar las condiciones de configuración, hoy nos llega la noticia de que un juego ha recoopilado sin permiso ni autorización la ubicación exacta de los usuarios que la utilizaban.

El juego en cuestión, según se puede leer en Europa Press, es Dune!, una aplicación que ya ha sido descargada en más de 5 millones de ocasiones. Al parecer, geolocalizaba a cada uno de los usuarios que se la descargaban y utilizaban con el objetivo de conseguir información. ¿Cuál era el problema? No se pedía autorización al usuario para registrar la pista de sus ubicaciones.

Aún está disponible en Google Play, por lo que se puede descartar que en las próximas horas el gigante Google pulse el botón rojo y desaparezca de la plataforma de descarga. ¿Podría no hacerlo? Al fin y al cabo, estamos ante el juego que figura en la posición nº 22 de los más descargados en Android.