WhatsApp lleva años siendo la aplicación de mensajería con más usuarios, aunque no en todos los mercados, en Asía usan más WeChat y Line. En su día los desarrolladores de WhatsApp implementaron el cifrado extremo a extremo para mejorar la seguridad, pero ahora, unos investigadores han publicado un artículo para informar de un fallo cuanto menos curioso.

Según los investigadores, en WhatsApp hay un fallo que permite acceder a un grupo y leer todos los mensajes. Resulta que a la hora de invitar a alguien a un grupo la aplicación no usa ningún tipo de autentificación. Ahora bien, aprovechar el fallo no es fácil. Según explican en Gizmondo, el atacante tiene que tomar el control del servidor y otorgarse el permiso necesario para poder agregar nuevos usuarios al grupo.