Más de 2000 personas han firmado una petición popular en la conocida plataforma Change.org para que se prohíba el videojuego de acción online Fortnite.

A pesar de que los autores de la petición, que puedes consultar aquí, insisten en que comenzó como una broma, la campaña está a punto de alcanzar los 2500 firmantes. Por supuesto, es altamente complicado que la petición concluya en una prohibición real del juego, de hecho es casi imposible que afecte a Fortnite, pero no deja de ser una curiosidad llamativa.

Según apuntan en la petición los autores de la misma, estaban cansados de que "la gente les ignorara por estar jugando a Fortnite". Igualmente, en los propios comentarios de la petición se pueden apreciar algunas de las críticas más habituales hacia Fortnite, quienes señalan como problema más común la adicción y la obsesión de los jugadores más jóvenes.