Ford podría haberse aliado con el gigante del comercio online Alibaba para realizar una prueba que tendrá como objeto ver qué repercusión tiene la venta de vehículos a través de las plataformas de comercio en la red.

El acuerdo, el cual se fijará mañana 7 de diciembre, buscará fortalecer el desembarco del fabricante estadounidense en China. Esta nueva estrategia podría ser un nuevo canal para formalizar las ventas de vehículos, según se ha podido ver en otras ocasiones.

Tal y como se puede leer en Reuters, también habrá cabida en el acuerdo para el comercio a través de una especie de plataforma expendedora de automóviles denominada Tmall.

Este nuevo modelo de negocio estaría asentado en una nueva forma de venta de un vehículo. Según las primeras informaciones, el mecanismo sería muy sencillo. El potencial cliente podría ver la configuración de un coche y después tendría 2 posibilidades, solicitar una prueba o adquirir directamente.

Aún no se han desvelado más detalles de la propuesta, pero se espera que sea en los próximos días cuando nuevas informaciones salgan a la luz.