Desde las primeras versiones de Android el sistema operativo móvil de Google ha contado con una gran fragmentación, esto se podría decir que es debido a los fabricantes de smartphones. Android 8.0 fue lanzado en agosto de 2017 y a día de hoy ha llegado a pocos dispositivos.

Como podemos leer en Pocketnow, Google ha publicado un gráfico que muestra la fragmentación que hay actualmente. En enero de 2018 solo el 1,1% de los dispositivos tenían Android 8.x Oreo. La versión que está presente en más terminales es Android 7.x Nougat con el 28,5%, seguida muy de cerca por Android 6.0 que está en tercer lugar.