Apple y el tema de las baterías va para largo, si en Estados Unidos se enfrenta a varias demandas, ahora nos vamos hasta Francia. Allí la reducción de velocidad del procesador para que la autonomía de la batería no vaya a menos tampoco ha gustado. Recordamos que esta medida hace que los iPhone pierdan rendimiento.

Según el diario francés Le Figaro, La Dirección General de Competencia, Asuntos del Consumidor y Control del Fraude ha abierto una investigación contra Apple por obsolescencia programada. Todo esto viene por una demanda por parte de la asociación HOP (Alto a la Obsolescencia Programada, en español).

Desde la HOP lo tienen claro: "Apple ha puesto en marcha una estrategia global de obsolescencia programada para aumentar las ventas". La demanda ha sido apoyada por más de 2.600 personas.