Nintendo Switch está haciendo que la compañía japonesa esté en boca de todos. La consola está vendiendo muy bien, todo lo contrario que Wii U en su día, además, hay muchos desarrolladores anunciando juegos para la plataforma.

Sin embargo, Nintendo podría sufrir un duro varapalo por parte de Gamevice, una empresa que en en agosto de 2017 denunció a Nintendo por una patente. Finalmente la empresa decidió retirar la demanda.

Pues bien, Gamevice ha demandado una vez más a Nintendo ante la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos. En esta ocasión ha pedido que bloqueen la importación de Nintendo Switch en el país. Según Gamevice, los Joy-Con y ciertos componentes infringen sus patentes.

Desde la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos aseguran que estudiarán el caso más a fondo. Mientras tanto, Nintendo ha declarado que no tiene nada que anunciar sobre el tema, como podemos leer en Nintendo Life.