Si hay un sitio para desarrolladores muy popular en Internet, ese es GitHub. En dicho sitio los desarrolladores pueden subir el código fuente de sus programas para que otras personas lo puedan modificar.

Pues bien, el pasado miércoles GitHub recibió el mayor ataque DDoS de la historia. El ataque generó un tráfico de 1,35 terabits por segundo, esto hizo que el sitio web sufriera caídas intermitentes, según han publicado en Europa Press. Github volvió a la normalidad pasado un tiempo, esto fue posible gracias al servicio de mitigación de ataques DDoS Prolexic, de Akamai.

Sin embargo, cerca de 100.000 servidores de siguen expuestos. Un atacante podría acceder a ellos y enviar una gran cantidad de datos hasta que sufran una caída.