El pasado viernes, en cumplimiento de las sanciones estadounidenses impuestas a Irán, Google eliminó de la Play Store todas aquellas aplicaciones creadas por empresas y desarrolladores iraníes. Se trata de una de las decisiones más polémicas tomadas por Google en los últimos tiempos, la cual ha causado todo un revuelo de opiniones entre los usuarios iraníes de Android.

La decisión, responde a la orden del Gobierno de Estados Unidos de sancionar a Irán, para lo cual se han tomado medidas como el cese de todas las transacciones virtuales entre ambos países, incluyendo la provisión de tecnología y servicios. Una medida, que lógicamente afecta a las aplicaciones iraníes promocionadas y monetizadas en Google Play. Cabe recordar que Apple hizo lo propio en agosto retirando también las apps iraníes de la App Store.

El problema radica, tal y como recopilan algunos medios, en las quejas de los usuarios, quienes apuntan a que esta medida no perjudica al Gobierno sino a la población iraní. Según señalan muchos usuarios en Twitter, esta decisión afecta directamente a su día a día, no pudiendo realizar, por ejemplo, tareas cotidianas como pedir comida a domicilio, realizar transacciones económicas, trámites con la administración pública y otra infinidad de tareas cotidianas simplificadas gracias a las aplicaciones móviles.