Google a través de su filial Verily han desarrollado una IA enfocada a las ciencias de la salud. Mediante un algoritmo de inteligencia artificial han conseguido predecir las enfermedades cardiovasculares, según han publicado en The Verge. El nivel de fiabilidad es del 70% en comparación con el 72% del método que se usa a día de hoy, SCORE, y que requiere un análisis de sangre.

La IA de Verily estudia el ojo y en base a los resultados obtenidos es capaz de predecir enfermedades cardiovasculares. Para llegar hasta aquí los científicos de Verily hicieron que la IA aprendiera de forma automatizada los datos correspondientes a cerca de 300.000 pacientes. Después, usaron técnicas de aprendizaje y redes neuronales que se encargan de buscar ciertos patrones que se asocian a riesgos cardiovasculares. En Nature han publicado todo el estudio.