Los e-sports mueven mucho dinero, sobre todo en Asía. Por eso no es de extrañar que una compañía como Google haya decidido invertir una gran suma de dinero, según CNBC. Los de Mountain View no tienen pensado lanzar un juego o crear un equipo para competir, han hecho otra cosa.

Google ha invertido 120 millones de dólares en la plataforma online china de e-sports Chushou. En dicha plataforma los usuarios pueden emitir en directo vía streaming mientras juegan desde sus smartphones. Con esta inversión Google ayudará a la compañía china a expandir sus servicios para así llegar a más gente de otros países.