Algunos usuarios han mostrado su preocupación por el lag que estarían experimentando algunas unidades de la línea de Google en el mercado de los smartphones. Al parecer, según se puede leer en Android Authority, el parque de seguridad introducido estos días podría provocar una mayor lentitud a la hora de manejar los dispositivos de la compañía de Mountain View.

Diversos foros ya están discutiendo sobre el problema, pero según se puede leer en el citado medio, todo tiene una rápida y fácil solución. Tan solo habría que apagar y reiniciar el dispositivo para volver a contar con la agilidad y rapidez de la última generación de Android, Oreo 8.1.

Este nuevo parche de seguridad, introducido en el mes de enero, hará menos vulnerable a los dispositivos que lo equipen, puesto que se ha producido una actualización con protección ante las últimas posibles amenazas.