Primero fue Facebook, y ahora es Google. Los de Mountain View se han puesto firmes con la publicidad de criptomonedas y, a partir de junio de 2018, prohibirá los anuncios relativos a las mismas, así como anuncios relacionados con otros productos financieros.

Google ha sido especialmente tajante en su comunicado sobre la prohibición de este tipo de publicidad, y vetará todos aquellos anuncios relacionados con ofertas iniciales, es decir, las ICOs (que fueron prohibidas en China el año pasado), así como anuncios sobre casas de intercambio de criptomonedas, y hasta los anuncios de asesoramiento, entre otros.

Te recomendamos: ¿Cuánto dinero tendrías si hubieras invertido en el Bitcoin antes de que fuera mainstream?

Google pretende así mejorar la calidad de la publicidad en sus plataformas, minimizando el riesgo de fraude. Como decimos, esta nueva política de anuncios se empezará a aplicar a partir de junio de este mismo año, y todos aquellos anunciantes que quieran seguir publicando anuncios sobre criptomonedas, tendrán que cumplir los nuevos requisitos para conseguir la certificación de Google.