La popular app Grindr, también conocida como "el Tinder gay", se ha visto envuelta en un problema relacionado con la privacidad de sus usuarios. Según información de BuzzFeed, el servicio está compartiendo con otras empresas, y sin consentimiento de los usuarios, información privada de sus perfiles sobre el VIH.

En Grindr, además de cubrir su perfil con los típicos datos como nombre, aficiones, o gustos, los usuarios tienen también la opción de incluir información sobre su estado serológico, indicando fechas de las pruebas, para que los demás usuarios puedan verlo.

Según la investigación, Apptimize y Localytics, especializadas en analíticas para optimizar aplicaciones, son las empresas con las que Grindr está compartiendo la información, incluyendo datos sobre el VIH, la fecha de la última prueba, y también datos sobre la localización.

Este lunes, Grindr emitía un comunicado defendiendo sus motivos por los que compartía esta información con dichas empresas, pero horas más tarde, aseguraba que dejaría de compartirla, tal y como recoge Axios.