Vivimos en un mundo en el que estamos rodeados de ondas que no percibimos, pero que, día tras día, pueden desencadenar problemas relacionados con la salud. Esto es lo que, al menos, asegura el Estado de California. ¿Crees que estás a salvo? A menos que vivas en lo más alto de la montaña alejado de la civilización, debes saber que tú también estás recibiendo radiación.

Ante esta situación, las Autoridades han decidido elaborar un plan de acción para que la población limite la utilización del móvil e introduzca una serie de medidas de seguridad. ¿Cuál de todas ellas crees que es la más acertada? ¿Sigues alguna de estas recomendaciones?

  • Mantener el teléfono alejado del cuerpo.

  • Reducir el uso del móvil cuando la señal es débil.

  • Reducir el uso de dispositivos móviles para transmitir audio o vídeo, o descargar archivos de gran tamaño.

  • Mantener el móvil lejos de la cama por la noche.

  • Quitar los auriculares cuando no estás llamando.

  • Evitar productos que afirman bloquear la energía de radiofrecuencia.

Según se puede leer en Pocketnow, seguir estas instrucciones contribuirían a bajar su exposición a la radiación, disminuyendo las probabilidades de que puedas desarrollar una enfermedad relacionada en el futuro.