En enero fue publicado en el BOE (Boletín Oficial del Estado) el Plan de Control Tributario 2018 de la AEAT, en dicho plan la Hacienda deja claro que vigilará de cerca los monederos electrónicos y las criptomonedas.

Pues bien, la Agencia tributaria ha enviado requerimientos a más de 60 entidades que intervienen en la adquisición o venta de criptomonedas, entidades financieras, casas de cambio de divisas, pasarelas de pago y entidades vinculadas con cajeros automáticos, así como a empresas que admiten pagos con criptomonedas, según han publicado en eleConomista y cuya fuente principal es Europa Press.

La Agencia Tributaria ha solicitado a las entidades financieras la titularidad de las cuentas, el número e importe de los cargos y abonos de cada una de ellas, también si hay tarjetas vinculadas.

De los más de 60 requerimientos, algo más de 40 han sido a empresas que permiten realizar pagos con criptomonedas. Estas empresas tienen que informar del porcentaje de su facturación en relación al cobro de criptomonedas, facturas, clientes y el tipo de cambio aplicado.

Una vez la Agencia Tributaria tenga todos los datos sobre la mesa, decidirá si tiene que enviar inspectores a las empresas o entidades financieras.