Todos los fabricantes de teléfonos inteligentes buscan las formas de mantener sus terminales seguros y sin fisuras ante posibles problemas de seguridad y de hackers.

Por estas mismas razones existen la detección de huellas dactilares e incluso se habla de utilizar la detección facial. Pero esto lo que provoca es que los hackers trabajen duro para poder saltarse estas restricciones de seguridad.

En esta ocasión tenemos el caso del TouchID de Apple , el cual incorporaba una pieza que servía para mantener los datos privados de los usuarios a salvo y hasta ahora ha sido una herramienta realmente segura. Sin embargo, ha sido el objetivo de un ataque en un hacker. Pero tranquilidad, que tal y como nos dicen los compañeros de PhoneArena, nuestros datos están a salvo.