A HTC no le salen las cuentas, los ingresos no paran de caer. Ni el lanzamiento del HTC U12+ ha servido para mejorar las cifras, como podemos leer en Phone Arena. Todo parece indicar que en los próximos meses veremos un cambio de estrategia por parte del fabricante, de no ser así será muy difícil que vuelva a la senda del crecimiento.

En junio de 2018 HTC recibió unos ingresos de 73,15 millones de dólares, lejos de los 226,1 millones de dólares del mismo periodo de 2017. Esto se traduce en una caída del 67,14%. Estamos hablando de la mayor caída desde marzo de 2016. En fin, veremos si antes de finales de año son capaces de revertir la situación.