Como te adelantábamos esta mañana, Google ha comprado parte del negocio de móviles de HTC. La operación cifrada en más de 1.000 millones de dólares, no nos ha pillado por sorpresa, pues ya se venía rumoreando desde hacia un tiempo.

Sin embargo, lo que sí puede ser más sorprendente es que HTC seguirá lanzando smartphones por su cuenta. Estas han sido las declaraciones de la propia compañía taiwanesa:

Este acuerdo también es compatible con la estrategia de smartphones de marca continua de HTC, lo que permite una cartera de productos más racionalizada, mayor eficiencia operativa y flexibilidad financiera. HTC seguirá teniendo los mejores talentos de ingeniería de su clase, que actualmente están trabajando en el próximo teléfono insignia, tras el exitoso lanzamiento del HTC U11 a principios de este año

Como vemos, HTC está dispuesta a dar continuidad a sus propios smartphones, a pesar de que Google se haya llevado su departamento de investigación y desarrollo. Ahora, habrá que esperar para ver con qué nos sorprenden el próximo año.