Al parecer Instagram está activando una nueva característica que ya puede probar un grupo cerrado de usuarios, la posibilidad de pagar desde la aplicación. Según TechCrunch, algunos usuarios han informado que ahora pueden añadir una tarjeta de crédito o débito en su perfil y configurar un pin de seguridad.

Desde la misma aplicación se puede reservar mesa en un restaurante, por poner un ejemplo, siempre y cuando tenga página en Instagram. Una vez llegue esta nueva característica a todos los usuarios de la red social, Instagram sería más atractivo de cara a las empresas, se podrán anunciar en la red social y llegar a más gente sabiendo que pueden realizar pagos desde la app.