Instagram estrena en España la función Shopping. Se trata de una nueva forma de comprar, con la que las empresas pueden facilitar el proceso a sus clientes, comprando directamente desde la aplicación, sin necesidad de ser redirigidos a una web.

El funcionamiento es bien sencillo: la empresa etiqueta una imagen de sus productos, le pone precio, y con solo pulsar sobre la etiqueta, el usuario podrá hacer la compra del producto sin salir de la app.

Sin duda, una novedad de lo más interesante que busca beneficiar a todas las partes implicadas: los usuarios podrán comprar de una forma todavía más cómoda y rápida, las empresas cuentan con una nueva vía de ventas que les puede reportar grandes beneficios, y Facebook, dueña de Instagram, consigue cada vez más interacción y más uso de su plataforma.