Intel acaba de presentar sus nuevos procesadores Core de octava generación, enfocados, según la propia compañía, a los jugadores, a los creadores de contenido, y a los usuarios que buscan el máximo rendimiento al overclockear sus equipos.

Como siempre, tenemos los Core i3, Core i5 y Core i7, con interesantes novedades. Una de ellas es que, por primera vez, se lanza un Core-i3 para escritorio con 4 núcleos físicos, y también, por primera vez, veremos un Core-i5 de 6 núcleos.

El modelo más potente de estos nuevos procesadores de octava generación de Intel es el Intel Core i7-8700K, puede alcanzar los 4,7 GHz de frecuencia por núcleo gracias a la tecnología Turbo Boost Technology 2.0 de la compañía.

Comparados con los Intel Core de séptima generación, la empresa promete un 25% más de frames por segundo en videojuegos de última generación como Gears of War 4 o un 32% más de velocidad a la hora de editar vídeo 4K en 360 grados, entre otras mejoras. Y en comparación con un ordenador de hace tres años, la edición de contenidos será hasta un 65% más rápida.

Para usar uno de estos nuevos procesadores, necesitaremos una placa base con el chip Intel Z370. Pese a que la compañía aún no ha desvelado los precios, no tendremos que esperar mucho para verlos, ya que se pondrán a la venta el próximo 5 de octubre.