Las vulnerabilidades Meltdown y Spectre están causando muchos problemas a Intel, si bien la compañía lanzó un parche, resulta que muchos equipos se reinician de forma aleatoria después de ser actualizados. Debido a esto Intel aconseja no actualizar, como comentan en The Verge.

La compañía ha reconocido que el parche causa reinicios, por eso está trabajando en uno nuevo, según Business Insider. Estos reinicios afectan a los procesadores Broadwell, Haswell, Ivy Bridge, Sandy Bridge, Skylake y Kaby Lake. El problema está presente desde que lanzaron el parche de seguridad el 3 de enero. Así que ya sabes, es mejor que no instales el parche hasta que liberen el nuevo.