Según el reputado analista de KGI Ming-Chi Kuo, el próximo iPhone llegará con importantes mejoras en cuanto a conectividad. Ayer mismo veíamos que el iPhone X está por detrás respecto a smartphones de la competencia, como el Galaxy Note 8 de Samsung, por lo que trabajar en este apartado es un paso lógico por parte de Apple.

Como bien recogen en iDrop News, Kuo augura que los nuevos iPhone de 2018 tendrán los modelos más avanzados de módems tanto de Intel como de Qualcomm, y de esta forma, mejorarán las conexiones con datos móviles vía LTE, así como las conexiones Wi-Fi.

Aparte de esto, el analista prevé que al menos uno de los iPhone que veremos el año que viene tendrá soporte para dos tarjetas SIM en la misma bandeja. Muchos smartphones Android ya incluyen esta característica desde hace años, pero este sería el primer teléfono de Apple en tenerla. Así, este iPhone podría usarse con dos números de teléfono a la vez.

Por último, en los últimos días también se ha comentado que Apple podría tener listo el primer iPhone con 5G para 2019 o 2020, mismas fechas que maneja Qualcomm para lanzar sus primeros módems 5G para móviles.