Según apuntan desde The Investor, Apple no lanzará un iPhone pequeño con pantalla OLED en 2018. En un principio, se había especulado con la idea de que la compañía lanzaría un terminal de 5,28 pulgadas con esta tecnología, acompañando a otros dos más grandes, pero finalmente parece que no será así.

La razón, según la fuente, sería el escaso interés que tendrían los usuarios en un terminal así. Por ello, lo que sí que parece seguir en mente de Apple es lanzar un terminal de 5,85 pulgadas como el iPhone X, además de otro de 6 pulgadas el próximo año. Eso sí, ese iPhone de más de 6 pulgadas no tendría pantalla OLED, sino LCD, producida por Japan Display.

De momento, tendremos que esperar para ver si esta información se acaba convirtiendo en realidad, aunque lo que sí está claro es que la tendencia de todas las compañías es hacer smartphones con pantallas cada vez más grandes.