Que Apple ya está preparando nuevos iPhone no es ningún secreto. No parece que se vayan a presentar en el evento de la semana que viene, ni tampoco en la WWDC 2018 de junio, pero sí se esperan, como de costumbre, para la keynote del mes de septiembre.

Y una de las grandes sorpresas podría ser la de un iPhone X (o como se vaya a llamar finalmente) más barato. Según Digitimes, la compañía habría conseguido reducir el coste de fabricación del teléfono, lo que podría traducirse en una bajada en el precio final de venta, que recordemos, parte de 1.159 euros en el iPhone X actual.

Este nuevo iPhone mantendría una pantalla OLED de 5,8 pulgadas, y se lanzaría junto a un modelo más grande, de 6,5 pulgadas, que podría ser el ya rumoreado iPhone X Plus. Además, los rumores también indican el lanzamiento de un tercer iPhone X, este con pantalla LCD de 6,1 pulgadas. Por último, para este 2018 se espera también la llegada del nuevo iPhone SE2

Al mismo tiempo, Apple sigue trabajando para poder ser el fabricante de sus propias pantallas, reduciendo así todavía más los costes de fabricación al poder prescindir de Samsung.