China, uno de los mayores consumidores de tecnología, ha puesto el grito en el cielo con el iPhone X que comenzó a comercializar Apple hace escasamente unas semanas. El Face ID, como era de esperar, ha sido un bombazo para los más acérrimos de la firma de la manzana, pero también ha supuesto una decepción para muchos.

El sistema de reconocimiento facial, si ya podía fallar en ocasiones con los niños, ahora se ha unido la comunidad china. Ya son varios los casos en los que varias personas han podido desbloquear uno de los terminales más avanzados del mundo sin tener que realizar moldes ni nada por el estilo.

¡Hasta se ha tenido que hacer el reembolso de dinero a algunos de ellos! Según se puede leer en Fudzilla, una mujer china llamada Yan tuvo que acudir a un establecimiento ya que otras personas podían desbloquear su dispositivo. Lo más curioso fue cuando un segundo iPhone X entregado a esta cliente también fallaba en este aspecto.

Ante esta situación, ¿podemos afirmar que es tan seguro el sistema de reconocimiento de Apple? La compañía de Cupertino, hay que recordar, afirmó que las probabilidades de fallar eran de una contra un millón.