En esta semana se han anunciado hasta 70 nuevos mercados en los que operará la firma de Cupertino con el iPHone X, el modelo más destacable del 2017. En el momento del lanzamiento, según anunció la compañía, tan solo habían sido producidos apenas un par de millones de terminales.

Sin embargo, al ver la aceptación que ha tenido en el mercado, a pesar de convertirse en el dispositivo móvil más caro del mundo, Apple podría haber incrementado en las últimas semanas la producción del mismo con el objetivo de incrementar los beneficios. Tal y como se puede leer en GSMArena, en los inicios de la comercialización, anunciaban un retraso en las entregas por hasta 5 semanas.

En la actualidad, algunos pedidos son entregados tan solo con una semana de plazo, lo cual significa que el volumen de producción se ha incrementado en los últimos días. ¿Han vendido el iPhone X como un bien exclusivo cuando realmente no es así? El modelo ha supuesto un antes y un después para la firma de la manzana, pero lo cierto habría muchas más unidades de las que se esperaban.