Las acciones de Apple, en las últimas semanas, se han visto afectadas por una volatilidad unusual debido a los rumores que apuntaban que a mediados de año se produciría el cese de producción del iPhone X. Aparentemente, esta estrategia podría tener sentido para dar más peso a los dispositivos que la compañía espera producir para la segunda mitad de año.

Sin embargo, fuentes relacionadas con la empres han querido dejar claro que el horizonte temporal de producción sigue fiel a las proyecciones hechas en sus inicios. Según se puede leer en BGR, el actual gama alta de Apple sigue manteniendo el objetivo de producir hasta 30 millones de unidades.

Habrá que ver cómo avanza la comercialización del iPhone X, no obstante, para contar con el dato más fiable, el que verdaderamente reporta ingresos a la compañía. Y tú, ¿cómo crees que evolucionará el modelo que ha revolucionado la industria de la telefonía en el último año?