Las criptomonedas son divisas virtuales que llevan entre nosotros desde hace varios años. Sin embargo, el crecimiento que ha experimentado el Bitcoin en los últimos meses ha provocado que ahora tengan mucha más visibilidad que en el pasado.

Esto ha provocado que el número de estos valores se hayan expandido por doquier, dando lugar a una nuestra estrategia inversora capaz de generar importantes beneficios para aquellos que confían en ellas. ¡Hasta algunos países están comenzando a aceptar este tipo de transacciones!

Si hace unas semanas el Petro era la moneda que nacería en Venezuela para minorar la inflación que asola el país, ahora se rumorea que Israel podría crear su propia criptomoneda que tuviese el apoyo del Gobierno, tal y como se puede leer en Mashable.