Desarrollar una aplicación móvil se puede realizar utilizando diferentes lenguajes de programación. Hasta ahora, Android basada como principal fuente desarrolladora el lenguaje Java, contando con el 95% de las apps diseñadas bajo este formato el año pasado. Por aquel entonces, solamente un total de un 5% restante estaban diseñadas con kotlin.

En tan solo unos meses más tarde, a finales de 2017, el resultado ha sufrido una corrección en favor del lenguaje que fue aceptado por Google en mayo de este año, tal y como se puede leer en Phandroid. Kotlin ya representaría un total del 15% de la cuota de mercado, unos datos que algunos analistas ya creen que son realmente significativos.

Una implementación más sencilla y moderna que Java sería el motivo principal que habría llevado a cada vez un mayor número de desarrolladores a utilizar esta plataforma. Según las primeras estimaciones, finales de 2018 podría ser la fecha en la que se culmine el 'sorpasso'.