La policía de Tempe (Arizona, Estados Unidos), ha hecho público a través de su perfil oficial de Twitter el vídeo del atropello mortal ocurrido hace un par de días en el que se vio involucrado un coche sin conductor de Uber.

Las imágenes del atropello fueron grabadas con las dos cámaras de seguridad del vehículo, por lo que podemos qué sucede exactamente en el momento del atropello. A priori, y tal y como aseguró ayer la policía, el coche autónomo no tuvo la culpa. Solamente con las imágenes puede verse como, desafortunadamente, el atropello es imposible de evitar. Es decir, habría sucedido igualmente si un humano fuera el responsable total de la conducción del vehículo.

En el vídeo, vemos también como el ocupante del vehículo se sobresalta ante el impacto.

De momento, la policía sigue investigando y aún no hay un veredicto definitivo, si bien tras el testimonio del conductor y el análisis de la escena del atropello así como las imágenes de las cámaras de seguridad, muy probablemente eximirán de toda responsabilidad a Uber y a los sistemas de conducción autónoma.