Las personas que por discapacidad requieren del uso de una silla de ruedas para sus desplazamientos podrían valorar la adquisición de una que cuenta con múltiples ventajas. Este prototipo, denominado por su creador como Laddroller, dispone de una tecnología que permite mejorar la calidad de vida de las personas que sufren una minusvalía en el tren inferior.

Según se puede observar en las imágenes de a continuación, este mecanismo permite al usuario poder elevar la estructura de la silla para poder mantener conversaciones a la misma altura con otras personas, mejorar la atención recibida en mostradores o alcanzar a los lugares más altos de la casa como estanterías o muebles superiores.

Del mismo modo, cuenta con toda una serie de mejoras para poder permitir la ascender o descender escalones sin dificultad, algo muy difícil de conseguir en la mayoría de los modelos disponibles en el mercado.

Tal y como se puede leer en Mashable, el inventor de esta revolucionaria tecnología ha requerido de hasta 13 prototipos anteriores para dar con el producto deseado.