En su día Lee Jae-yong, vicepresidente y heredero de Samsung, fue acusado por soborno, corrupción y por participar en la trama Rasputina. En un principio la fiscalía pedía 12 años de prisión para Lee, de 49 años. Ahora, el juez ha dictado sentencia, pero no irá a la cárcel los años que solicitaba la fiscalía.

El vicepresidente y heredero de Samsung ha sido condenado a 5 años de prisión, bastantes menos años de lo que esperaba y solicitó la fiscalía. Según la sentencia, Lee ofreció sobornos a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye, lo hizo para que le ayudará a ser líder de Samsung.