Lenovo acaba de anunciar que retirará del mercado las unidades producidas del Thinkpad X1 Carbon tras la denuncia de 3 usuarios. Al parecer, tal y como se puede leer en Gizmodo, estos clientes de este modelo en concreto reportaron que sus baterías se sobrecalentaban demasiado, adquiriendo una temperatura que podría provocar un incendio.

Por ello, todas aquellas unidades producidas entre diciembre de 2016 y octubre de 2017 serán retiradas del mercado para eliminar un riesgo que podría desencadenar que saliese ardiendo. Así pues, se estima que unos 82.000 portátiles serían los que se habrían visto afectados por la disposición de un tornillo en el lugar equivocado.

La causa estaría relacionada con la disposición de esta pieza metálica en una zona en la que las altas temperaturas afectarían al material, pudiendo llegar a deformarlo. Así pues, el enésimo problema de baterías en la tecnología por sobrecalentamiento ha afectado, esta vez, al fabricante Lenovo.