LG y Apple ya negocian sobre las pantallas de los iPhone del futuro, tal y como nos informan desde iPadizate. La compañía surcoreana, que pretende desbancar a Samsung como la mayor productora de pantallas OLED del mercado, quiere llegar a un buen acuerdo con los de Cupertino y ser su único proveedor de pantallas para su iPhone.

Hay que recordar que las pantallas del nuevo iPhone 8 que se presentará el próximo martes son obra de Samsung, por lo que, si Apple y LG llegan a un acuerdo, supondría un cambio muy importante en la industria.

Eso sí, habría que esperar hasta 2019 para ver los primeros iPhone con pantallas OLED de LG. La empresa espera poder empezar la fabricación de estos paneles OLED a finales de 2018, por lo que no estarían listas hasta dentro de tres generaciones de iPhone, contando la que está a punto de llegar.

Sea como sea, da la sensación de que Apple quiere cortar relaciones con Samsung en este terreno. El pasado mes de julio salía a la luz la noticia de que Apple estaría preparando su propia tecnología OLED, por lo que puede que, finalmente, Apple se olvide no solo de Samsung, sino de cualquier compañía externa para las pantallas de sus iPhone.