Lighthouse AI es una startup californiana que ha diseñado un nuevo sistema capaz de detectar intrusos en el hogar. Su funcionamiento es muy sencillo, puesto que solamente habría que instalar una cámara en algún lugar que sea de obligado paso en nuestra ausencia para ver cómo entra en acción.

La instalación de una cámara que cuenta con una tecnología similar a la que emplea el iPhone X con el Face ID, será capaz de monitorizar la actividad en el hogar. Tan solo habría que registrar las caras de aquellos que componen la unidad familiar, incluyendo las mascotas, para que pudiese trabajar de forma eficiente.

La aplicación, ante la detección de una persona no identificada, informaría mediante una notificación al dueño o dueña de la vivienda, pudiendo esta tomar las acciones oportunas al respecto. Según se puede leer en Reuters, la compañía ya habría comenzado su actividad, ofreciendo el dispositivo por 299 dólares y un coste mensual de unos 10 dólares al mes.

Y tú, ¿crees que esta apuesta podría suponer un nuevo mercado entre los sistemas de vigilancia o está condenado al fracaso? Solo el tiempo será el que nos dirá qué dirección toma esta nueva alternativa.