PlayerUnknown’s Battlegrounds en su versión PC cuenta con un gran problema, los tramposos. Resulta que hay un gran número de jugadores que usan trucos para jugar con ventaja. Los desarrolladores implantaron recientemente un software (BattlEye) para detectar a esos jugadores que se aprovechan de ciertos trucos o usan programas no permitidos que afectan a la jugabilidad.

Según han publicado en la cuenta de BattlEye en Twitter, en enero fueron expulsados 1.044.000 millones de jugadores en PlayerUnknown’s Battlegrounds. Todos ellos han visto sus cuentas suspendidas y ya no pueden jugar. El número parece ir en aumento, así que BattlEye parece un software bastante eficaz a la hora de detectar a los tramposos.