Estos últimos años se viene celebrando en Barcelona el Mobile World Congress, el evento más importante de telefonía móvil. En el contrato que firmó la GSMA en su día dice que el MWC se celebrará en Barcelona hasta el 2023, pero esto podría cambiar. Resulta que hay una cláusula que permite anular el contrato para así poder celebrar el evento en otra ciudad antes de ese año.

Según el Confidencial, John Hoffman, el consejero delegado de GSMA, los últimos acontecimientos relacionados con el independentismo podrían hacer que la organización busque otra ciudad. Por ahora el MWC seguirá en Barcelona, pero si la inestabilidad política continua buscarán una alternativa, se baraja París, Munich y Milán.