Actualmente Windows 10 cuenta con ciertas medidas de seguridad exclusivas que no están presentes en otras versiones del sistema operativo, pero esto cambiará en los próximos meses como podemos leer en Softpedia. Microsoft mejorará la seguridad de Windows 7 y Windows 8.1.

Windows Defender Advanced Threat Protection llegará a Windows 7 y 8.1 en verano, estamos hablando de una herramienta que integra un sistema de prevención preventiva. Dicha herramienta se apoya en la nube para detectar malware y otras amenazas. Además, los usuarios más avanzados pueden administrar y gestionar las medidas de seguridad del sistema operativo fácilmente y de forma centralizada. En definitiva, ofrece un mayor control.