Puede que durante estos últimos días e incluso semanas hayas escuchado hablar de BlueBorne, una malware que afecta a millones de dispositivos que tienen Bluetooth. Lo que hace dicho malware es tomar el control total de los dispositivos.

Samsung está actualizando algunos de sus móviles para que estén protegidos de BlueBorne. Los primeros en recibir el parche de seguridad han sido los Galaxy Note 8, S7, S6, S5 y A5 (2016), viene integrado en la actualización de seguridad de septiembre. Dentro de muy poco llegará al Galaxy S8 y s8+. Aquellos dispositivos que no han recibido el parche de septiembre es porque Samsung está trabajando para añadir la solución a la vulnerabilidad.