Telefónica bajo la marca Movistar quiere mejorar la velocidad de acceso a Internet de sus clientes que tienen fibra óptica, también pensando en aquellos que en el futuro quieran cambiarse de compañía.

Según vozpopuli, en varias calles de la almendra central de Madrid han comenzado las pruebas para ofrecer hasta 600 Mbps de fibra óptica. Actualmente unas 15.000 personas están probando un servicio que más tarde estará disponible de forma oficial para todos los interesados, siempre y cuando tengan cobertura.

Además, Telefónica aprovechará para probar el protocolo IPv6, esto permitirá asginar un número de direcciones IPs mucho mayor. Volviendo al tema de la velocidad, a día de hoy la operadora permite contratar hasta 300 Mbps.