Seguro que recuerdas lo sucedido con el Samsung Galaxy Note 7 y el problema de batería, había riesgo de explosión, por eso todas las unidades fueron retiradas del mercado. Pues bien, en esta ocasión tenemos que hablar del Nokia 5233, un teléfono que fue lanzado en enero de 2010.

En la India, una chica de 18 años ha muerto después de explotar su Nokia 5233 mientras estaba hablando por teléfono. La joven, Uma Oram, quedó inconsciente y sufrió lesiones en la mano, una pierna y pecho. Fue llevada a un hospital de urgencia, donde murió, según han publicado en Metro. El teléfono explotó al ponerlo a cargar mientras mantenía la conversación.

Desde HMD Global, un portavoz de la compañía que actualmente se encarga de lanzar los nuevos dispositivos Nokia, ha dejado claro que el teléfono no ha sido fabricado por ellos. El Nokia 5233 fue fabricado por la antigua división móvil de Nokia.

Si bien no hemos podido verificar de forma independiente la información, podemos confirmar que el teléfono móvil en cuestión no fue fabricado o vendido por HMD Global, el nuevo hogar de los teléfonos Nokia, creado en 2017 para crear una nueva gama de dispositivos Nokia. En HMD Global, nos comprometemos a fabricar teléfonos de alta calidad que brinden una sólida experiencia de usuario y que cumplan con las altas expectativas de los clientes.