Recreación del futuro avión supersónico de la NASA, el X-Plane. Futurism

El X-Plane de la NASA, o lo que es lo mismo, el futuro avión supersónico, está un poco más cerca de ser una realidad. Según informa Mashable, la agencia ha llegado a un acuerdo de 247,5 millones de dólares (xxx millones de euros y xxx millones de peso mexicanos) con Lockheed Martin, empresa aeroespacial y especializada en defensa, por el que se construirá el primero de estos aviones.

La NASA espera que el primer X-Plane pueda hacer su primer vuelo en 2021, con el objetivo en mente de alcanzar velocidades ligeramente superiores a los 1500 kilómetros por hora (1,25 mach), suficiente para entrar en la categoría de supersónico (a partir de 1,2 mach). Así, será casi 600 km/h más rápido que los aviones comerciales más veloces de la actualidad, y superará en casi 300 km/h a la velocidad del sonido en el aire, que es de 1225 km/h.

Aparte de su velocidad, durante el desarrollo de la aeronave estará muy presente el ruido que genere la misma durante el vuelo. Y es que la NASA quiere que, además de ser supersónico, su avión sea supersilencioso. Por ello, desde la agencia recalcan que este primer avión no será un prototipo destinado a uso militar o privado, sino que se harán pruebas de campo real con él, para comprobar si efectivamente puede sobrevolar zonas habitadas manteniendo un ruido sostenido.

Así, durante los próximos años, ingenieros aeronáuticos de la NASA y de Lockheed Martin estarán centrados en el desarrollo del primer avión supersónico de la historia. El roadmap que tiene en mente la NASA es el siguiente:

  • Año 2018 a 2020: Desarrollo y construcción del primer modelo.
  • Año 2021 a 2022: Primer despegue, vuelo y validaciones acústicas y de seguridad.
  • Año 2023 a 2025: Primeros vuelos sobre poblaciones estadounidenses

Si todo marcha sobre lo planeado, puede que de aquí a una década podamos volar ya en aviones supersónicos.