Nintendo puso toda la carne en el asador cuando hace unos meses presentó la Switch, la consola híbrida llamada a ser todo un éxito en ventas. La firma japonesa, en tan solo 10 meses, se ha convertido en la que más rápidamente se ha comercializado en Estados Unidos.

Según se puede leer en Tech Crunch, 4,8 millones de máquinas han sido entregadas en menos de 10 meses, una cifra jamás antes alcanzada en el pasado. Del mismo modo, en términos de software, hasta el 60% de los usuarios dispone del Super Mario Odyssey en Estados Unidos, seguido de cerca por el The Legend of Zelda: Breath of the Wild, con el 55%.

La próxima fecha a tener en cuenta será cuando se cumpla un año de su puesta a la venta. ¿Dónde fijará Nintendo el nuevo registro en cuanto a ventas? Ya queda menos para comprobarlo.