La industria de la salud podría tener su propio mercado en el mercado smartphone, pero parece que algunas de las compañías más destacadas del mismo no saben cómo aprovecharlo. El mejor ejemplo nos lo trae Nokia, compañía que compró en 2016 la empresa francesa Digital Health, tal y como indica el portal GSMArena.

En aquel momento, todo parecía indicar que el futuro de la empresa propietaria del fondo de inversión BlackRock parecía que se ligaría al mercado de la salud, pero a día de hoy, lo cierto es que no se ha producido novedad alguna en este sentido. ¿Puede considerarse esta adquisición como un fracaso? Ya hay ciertos analistas que lo ven desde este punto de vista.

No obstante, en los próximos meses podrían materializarse innovaciones relacionadas en este sentido, pero es probable que Nokia deshaga cualquier proyecto ligado con aplicaciones destinadas a proporcionar información sobre la salud. Lo que sí es seguro es que la compañía deberá tomar una decisión en el corto plazo.