Si Intel no tenía suficiente con Spectre y Meltdown, un grupo de académicos de varias universidades de Estados Unidos ha descubierto una nueva vulnerabilidad, le han puesto de nombre BranchScope.

BranchScope permite al atacante aprovechar la función de ejecución especulativa de los procesadores más modernos de Intel, esto hace posible recuperar datos de la CPU y extraer información, según podemos leer en Europa Press. Toda la investigación ha sido publicada en un PDF que se puede descargar.

Los parches que hay actualmente contra Spectre y Meltdown no funcionan con BranchScope. Tendremos que esperar el lanzamiento de un nuevo parche. En Intel ya están al tanto, de hecho han agradecido a los investigadores el trabajo realizado.